MORTEROS, CÓRDOBA

Image

LOS RECUPERADOS DE COVID-19 DEBEN SEGUIR CUIDÁNDOSE Y CONTROLARSE POR LAS SECUELAS

Hay más de 1,1 millones de argentinos que ya tuvieron coronavirus y se recuperaron. En Córdoba son más de 85 mil. Muchos de ellos piensan que pueden hacer vida normal.
Pero la aparición de algunas personas que se reinfectaron con el Sars-COV-2 ha generado dudas sobre qué deberían hacer.
La literatura científica y expertos locales aseguran que deben mantener los mismos cuidados que las personas que aún no se infectaron. La razón es que no se sabe cuánto tiempo duran los anticuerpos y que no todos los infectados los generan. Además, deberían realizarse un seguimiento por posibles secuelas.
Juan Pablo Caeiro, jefe de Infectología del Hospital Privado de Córdoba, sostiene que los recuperados deben seguir las mismas recomendaciones de cuidado que el resto de las personas, incluido el uso de barbijos, lavado de manos y distanciamiento físico.
Incluso desde una perspectiva legal, no hay una distinción entre personas recuperadas de Covid-19 y personas que todavía no se infectaron. No existe un “pasaporte sanitario”. Caiero asegura que las reinfecciones son poco frecuentes, aunque se desconoce cuánto duraría la inmunidad que se obtiene tras el primer contagio. Un estudio realizado en Islandia y publicado en el New England Journal of Medicine, muestra que las defensas específicas contra el coronavirus podrían durar al menos cuatro meses. Los investigadores analizaron seis tipos de anticuerpos en 1.797 personas.
El 91,1 por ciento de los recuperados produjo niveles detectables de anticuerpos y se mantenía en el mismo nivel cuatro meses después de la infección. Esta respuesta inmunológica fue más potentes entre los adultos mayores y entre los que desarrollaron cuadros más graves.
Pero otro estudio (un preprint, artículo sin revisión de pares) del Imperial College de Londres determinó que el porcentaje de la población de inglaterra con inmunidad habría pasado del 6 al 4,4 por ciento entre junio y septiembre. Y detectó que las personas de 75 años o más muestran una disminución significativamente más rápida en los anticuerpos.
Otro dato: los anticuerpos disminuyeron menos en los trabajadores de la salud, lo que podría suponer que una exposición repetida o más alta generaría más protección. “Incluso si una prueba detecta anticuerpos, la persona debe seguir cumpliendo con las medidas de protección, como usar una máscara, mantener la distancia o hacerse test diagnóstico ante la presencia de síntomas", explicó Paul Elliot, director del Imperial College de Londres.

Atentos a las secuelas
A nivel mundial, el 10 por ciento de la población que estuvo infectada sigue con problemas de salud más allá de las tres semanas. Una parte se recupera totalmente recién a los tres o cuatro meses.
El post Covid-19 afecta principalmente a los pulmones, corazón y cerebro. “Las secuelas más frecuentes son la falta de aire y la tos, pero también hay cuadros graves como embolias de pulmón (provocada por coágulos) y fibrosis pulmonar”, explica Vanesa Abrate, jefa del servicio de la Unidad de Enfermedades Respiratorias del Hospital Privado.
Y aclara que también se registra en pacientes ambulatorios entre los que se observa tos y un decaimiento general. También en pacientes jóvenes, como el caso del futbolista cordobés Paulo Dybala.
“Son pacientes que no se terminan de recuperar tras pasar la fase aguda. Al mes del alta lo llamamos por teléfono para evaluarlo y pedirles diferentes estudios. En los pacientes que se van de alta con oxígeno, el seguimiento es más minucioso”, detalla.
Entre los estudios que se les solicita están tomografía de pulmones, estudios cardiovasculares y otros para medir la función pulmonar.

Fuente: lavoz.com.ar/

NOTICIAS RELACIONADAS