MORTEROS, CÓRDOBA

Image

CÓMO SEGUIRÍA EL CICLO LECTIVO

El Consejo Federal de Educación (CFE), del que participan los ministros de Educación de las provincias y de la Nación, intenta dar respuestas en el documento “Orientaciones para los procesos de evaluación en el marco de la continuidad pedagógica”, en el que sugiere pautas sobre la evaluación de los contenidos (en sintonía con lo anunciado en Córdoba) y la manera en que se pasará de grado o de curso. Son lineamientos generales que cada provincia deberá aplicar en su contexto.
Córdoba se enfocará especialmente en los chicos que terminan sexto grado, y sexto y séptimo año.
El documento del CFE plantea una “promoción acompañada” de los alumnos que cursan de tercero a sexto grado de la primaria. Se propone que la promoción se realice sobre la base de la reorganización de contenidos y de propósitos de cada grado, y contempla la posibilidad de trasladar al año siguiente aprendizajes no acreditados en el año anterior.
“Los contenidos y los aprendizajes no considerados como requisito para la promoción a fin del año lectivo 2020 formarán parte de la planificación del año subsiguiente, atendiendo a los propósitos formativos de cada ciclo”, sostiene el texto.
La secretaria de Educación, Delia Provinciali, confirmó que en Córdoba se trabaja en esa línea. Esto implicaría un reajuste de la currícula de este año y la del ciclo lectivo próximo. En los hechos, se les daría a los estudiantes la chance de continuar el año siguiente.
Provinciali explicó que la “promoción acompañada” no es igual a la “promoción automática”, en la cual los alumnos pasan de curso hayan o no aprendido. La “acompañada”, insistió, supone un compromiso de las escuelas para implementar estrategias pedagógicas que garanticen que todos los alumnos accedan a los conocimientos al año siguiente. Aquellos que necesiten un refuerzo antes de iniciar el ciclo 2021 podrían ser convocados en febrero para recuperar los aprendizajes pendientes. En los hechos, se trabaja para compactar dos ciclos lectivos en uno y medio, y evitar la discriminación por la desigualdad en el acceso a los conocimientos. “Se tomarán dos años como una unidad académica para alcanzar esos aprendizajes. Claro que es una expresión de deseo porque habrá que ver cómo se dan los contenidos de dos años en uno”, plantearon agrupaciones docentes.
La medida está anclada a la realidad de que la educación virtual no llega a todos de la misma manera, debido a la heterogeneidad de situaciones y de contextos. Además, no hay fecha de regreso a las aulas (aunque se especula que sería a fines de agosto o en septiembre), lo que dificulta predecir si habrá tiempo suficiente de evaluar lo aprendido de manera virtual.
Por ahora, se están ajustando los aprendizajes prioritarios, bajando a la realidad las estructuras de contenido y haciendo evaluaciones sobre la posibilidad de implementar la unificación de ciclos lectivos. “Hay lugares donde no se llega con la educación virtual, no se puede reemplazar la presencialidad y lo que se busca es que al menos no se rompa el vínculo educativo”, explicó un docente de una escuela de gestión estatal.
El propio documento del CFE advierte que no será posible resolver en 2020 todas las metas de aprendizaje planificadas.


Fuente: lavoz.com.ar/